NUEVOS EDIFICIOS & MAS SERVICIOS
Desde comienzos de este siglo, los edificios residenciales de Punta del Este, son disenados y concebidos con una configuración global mucho más compleja que  sus antecesores inmediatos.

El diseno y la funcionalidad, los nuevos materiales y equipamientos, las  complejas infraestructuras tecnológicas, y especialmente, la cantidad y variedad de servicios y amenities de que disponen, los transforman en sistemas, muy diferentes a los edificios tradicionales.

Además, en la actualidad, la mayoría de propietarios pertenece a los segmentos socioeconómicos más altos de los países de la región,  a los que se  suman, una cantidad creciente de europeos y americanos del norte

Este tipo de propietarios, impulsa nuevos y más altos niveles de exigencia en la calidad de los servicios de los edificios, con estándares muy por encima de los manejados por los tradicionales vacacionistas familiares argentinos o uruguayos del siglo pasado.

Sin perjuicio de lo anterior, en los últimos tiempos, los sectores inmobiliarios, comerciales y turísticos de Punta del Este, vienen mostrando una sostenida caída de su actividad económica, y no se visualizan perspectivas de cambio en el mediano plazo.

 Como consecuencia de lo anterior disminuirán los ingresos derivados de arrendamientos por temporada, por la cual, la racionalización de las operaciones de los edificios, la disminución relativa del costo por expensas, la revalorización y el aumento de la rentabilidad de los apartamentos, se trasformaran de aquí en mas, en condiciones imprescindible para todos los condominios.

VIEJOS SISTEMAS CON NUEVOS PROBLEMAS
Debido a estas nuevas condiciones es que, la modalidad de Administración tradicional Externa Pasiva y Portería residente (AEP+P), resulta cada vez más inadecuada, deficitaria e insuficiente.

Por ello este sistema está siendo sistemáticamente abandonado, especialmente por los nuevos edificios, que migran gradual e improvisadamente, a nuevas modalidades, intentando aproximarse a una gestión  más gerencial y apropiada a esta nueva realidad.

No obstante esa sana intención, se encuentran con dos grandes dificultades para desarrollar exitosamente estos procesos.

El primer problema es, sin dudas, la falta de una visión clara del nuevo Modelo de Gestión a desarrollar, que les impide llegar a instrumentar y operar, sistemas eficaces, eficientes y completos.

La otra gran dificultad que enfrentan es la inexistencia de Profesionales con la formación multidisciplinaria necesaria para desempenar eficazmente esas nuevas funciones.

Como consecuencia de todo esto, solo han logrado mejoras mínimas y aisladas sobre el modelo de gestión tradicional, manteniendo el mismo tipo de administración externa pasiva, complementada ahora con un funcionario que  desempena una pseudo gerencia de cada edificio, en  sustitución del antiguo portero, pero sin la formación ni condiciones profesionales necesarias, y sin los resultados esperados.

El desempeno adecuado y eficaz de estos nuevos roles necesita de profesionales idóneos, con formación terciaria y reconocida experiencia, en Administración de Empresas, Arquitectura, Construcción y conocimientos y manejo solvente, de la Legislación de Propiedad Horizontal.